25/3/07

Director´s Cut, de Hernán Findling


Si bien en los últimos veinte años el cine argentino ha logrado consolidar una identidad propia, hay algunos géneros en los cuales aún no ha podido definir lineamientos de estilo ni una prolífica producción artística. Sin lugar a dudas, uno de los mayores vacíos que sufre la cinematografía nacional es respecto al género suspenso y terror, uno de los grandes olvidados a la hora de generar un guión o de filmar una historia.


Es por eso que muchas veces, en un intento reconciliador, aparecen algunos realizadores que se juegan a innovar en el ríspido género, aunque en la mayoría de los casos, los resultados finales, lejos de alcanzar un espacio de reconocimiento acaban engrosando la lista de películas de “clase b” que año tras año se proyectan en festivales menores y que en raras ocasiones llegan a ser vistas por los espectadores del cine tradicional.

Un buen ejemplo de esto lo es Director´s Cut el film del director Hernán Findling, quien no sólo se juega a contar una historia con todos los elementos de un horror-movie sino que además dobla la apuesta al usar el inglés como idioma original.

En Director´s Cut se cuenta la historia de un director de cine que se encuentra en pleno proceso de rodaje de una película de horror al mejor estilo Martes 13 (con asesino encapuchado y todo) donde no faltan ni el vestuario del colegio donde se bañan chicas pulposas ni las típicas persecuciones a oscuras por los pasillos del colegio. Lo cierto es que al filmar la última escena, tienen un percance con el actor principal que los sumirá en un total estado de paroxismo.

Una vez terminado el film y acabado el proceso de edición, el director organiza un encuentro en su extraña casa (la cual se intenta mostrar como una mansión norteamericana y salta a la vista que en realidad se trata de una típica casa porteña de estilo colonial con rejas españolas y farol incluído) para proyectarles la versión completa, tal cual como se verá en los cines el día del estreno.

Ya instalados todos en el living de la tétrica mansión, comienzan a ver el producto final, pero en pocos minutos toman conciencia de que lo que el televisor les proyecta nada tiene que ver con las escenas que ellos filmaron en el set. Así, los actores se ven ejecutando una serie de actos de los cuales son concientes que no cometieron y no pueden explicarse que es lo que está sucediendo. Pero la mayor sorpresa llega cuando en una de las escenas, ven que el actor que interpreta al asesino apuñala a una de las productoras y en el mismo instante la joven cae al suelo con el pecho lleno de sangre.

A partir de allí, el asesino matará uno a uno a los participantes del film convirtiéndo el living de la casona en una verdadera carnicería. Al ser interrogado acerca de qué es lo que sucede, el director les confiesa que todo es obra de un programa bajado de internet que permite que se produzca en la realidad lo mismo que sucede en la película de igual forma que en una cinta de moebius.

Respecto a lo actoral poco puede decirse, ya que las interpetaciones son tan efímeras como la historia que se cuenta. En cuanto al despliegue técnico tampoco hay elementos como para resaltar, aunque la música y la creación de climas tienen un tratamiento interesante, pero es obvio que por sí solas no llegan a compensar las falencias que sufre el film.

En definitiva, Director´s Cut es una película menor, con sobrados elementos para ser considerada una ópera bizarra, que lejos de abrir una brecha en el cine de terror, termina cayendo en los típicos clichés y los trillados recursos del género.

DIRECTOR´S CUT (Argentina 2006, 89 minutos, HD-HDV-Beta, Color). Dirección: Hernán Findling, Elenco: Ezequiel Campa, Mariana Levy, Maxime Segué, Andrés Bagg, Verónica Mari, Pablo Guelli Saavedra, Paula Marcenado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails