10/7/07

Color e Ilusión en el Barrio de Tepito


Ubicado entre las calles intermedias que van desde el Zócalo hasta la Plaza Garibaldi se encuentra el Barrio de Tepito, uno de los espacios públicos más diversos que se puede ver en la ciudad de México. Sus orígenes se remontan a los primeros tiempos de Tenochtitlán y fue la primera zona comercial de la que se tiene existencia en la historia del país. A Ella legaban los indígenas de todas las comarcas vecinas para intercambiar sus objetos personales y alimentos, dando inicio al trueque, una de las primeras formas de pago creada por el hombre y que luego serían tomadas por posteriores civilizaciones.

En 1856, los gobernantes dictaron algunas disposiciones con la idea de hacer de la zona (en la que se llevaba a cabo el mercado), un barrio dedicado íntegramente a la fabricación de calzado. Sin embargo, los habitantes del lugar rechazaron estas disposiciones y se resistieron al cambio. Años más tarde, debido al antro en el que se había convertido el barrio, las autoridades mexicanas propusieron acabar con el mercado y construir en cambio, edificios destinados a viviendas familiares y de esa forma, intentar paliar la venta ambulante ilegal, así como los crímenes y robos que se cometían a diario en sus calles.

De esa forma la inseguridad bajó y el mercado callejero que funcionaba en sus aceras, se modificó y muchos de los comerciantes pasaron a adquirir algunos de los locales con escaparates y coloridos maniquíes tales como los que pueden verse en la actualidad. Pero poco fue el tiempo que duró la actividad comercial de forma regular, ya que silenciosamente, comenzaron a brotar nuevos puestos callejeros que ofrecían las mismas mercancías que las de los vendedores de locales, a un menor precio y en algunos casos de igual calidad.
 
Así es como hoy, en el Barrio de Tepito pueden adquirirse películas, discos, ropa, souvenirs, aparatos de electrónica, libros, útiles escolares, relojes, joyas y un sinfín de artículos de contrabando que provienen tanto del interior de México como de países limítrofes (en especial de Estados Unidos y de Guatemala)
Pero pese a la gran oferta de artículos que se ofrece en el mercado, el ramo al que mayor cantidad de locales se dedican es sin duda, aquel relacionado con todo lo que tenga que ver con las celebraciones tales como nacimientos, bodas, cumpleaños de quince años, bautismos, cortejos y padrinazgos.


Es por eso que, en el kilómetro cuadrado que ocupa el recinto comercial de Tepito, pueden verse conviviendo a diario en sus calles, decenas de limosinas que se alquilan por hora, vestidos de novias, de bautismo, de comunión, regalos, recuerdos, peluquerías especializadas en hacer tocados, peinados y maquillajes al instante, así como decenas de zapaterías dedicadas al calzado de gala y varias casas en la que abundan ropajes militares en talles para niños, pensados para aquellos que quieran que sus pequeños cortejos de boda luzcan como en una verdadera película de Maximiliano de Habsburgo y Sissí emperatriz.

Además de la gran actividad comercial y el espectáculo que implica perderse un par de horas entre sus calles empedradas , Tepito tiene muchos más secretos para ofrecer, ya que en él no sólo vivieron dos ídolos populares como Cantinflas y El Santo, sino que también, es uno de los pocos lugares en el DF donde los vecinos se congregan para expresar su devoción por el Señor de la Buena Muerte, por lo cual es casi normal ver pequeños grupos humanos portando el santo cadavérico dentro de una ermita y rezándole con una fe pocas veces vistas en otros cultos.

Sumado a esto, el barrio ha adquirido en los últimos tiempos una importante actividad cultural y nocturna (esto quizás haya sido propiciado por la cercanía que tienen a la mítica Plaza Garibaldi) e incluso, un grupo de artistas plásticos (seguidores de la técnica muralista de Diego Rivera) están comenzando a pintar murales en los paredones de varias casas del lugar, con lo cual es de prever que en poco tiempo, a los colores de los vestidos, los carruajes y la regalería que se exhibe en los recargados escaparates, se sumarán las muestras de arte de un grupo que quiere dejar en claro que Tepito es uno de los pocos lugares en la ciudad de México en el que los tentáculos de la globalización, por ahora, no les será fácil ingresar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails