9/5/12

Músicos contra la pared en el centro porteño

Nuestro país – y sobre todo nuestra cultura - cuenta con una cantidad infinita de artistas talentosos, varios de ellos reconocidos a nivel mundial y ya considerados por muchos como íconos de la “Argentinidad” o ser nacional. Quizás teniendo en cuenta esa importante y fructífera cosecha de artistas es que el Gobierno de la Ciudad haya decidido otorgar un buen número de paredones en los sitios de privilegio de la capital para que se plasmen allí murales para homenajear a los máximos exponentes de la música nacional, tarea ardua, ya que al ser tan importante el número de candidatos que conforman la lista, el reconocimiento total recién se podrá ver en un par de años.

Hasta ahora los murales se han realizado en las zonas con mas afluencia de público del centro porteño, pero el circuito está en crecimiento día a día. Es por eso que, para quienes quieran llevar a cabo una recorrida por los mismos aquí les dejo el circuito por zonas.

Barrio de Montserrat: Sin lugar a dudas el mejor punto para comenzar el recorrido artístico. En la esquina de Moreno y Perú se encuentra el primer homenaje y es a Andrés Calamaro, con una pintura de su disco Honestidad Brutal. A la izquierda, los pintores quisieron –quizás por proximidad- ubicar la reproducción de otro de sus discos La Lengua Popular, y al lado de éste, un recuerdo del disco Palabras más, Palabras menos, recopilatorio de la obra completa de su época en el grupo Los Rodriguez.
 

A su derecha, sobre la Calle Perú, la cara de la mujer del disco Vasos y Besos, (disco fundamental en la obra de los Abuelos de la Nada) mira sugerente y provocativamente al público que pasa delante de ella, sin percatarse muchas veces de su presencia.

Barrio de San Nicolás: en pleno centro porteño (sobre la Calle Suipacha, entre J. D. Perón y Sarmiento) un homenaje a Sandro ocupa un paredón completo (éste es quizás el mayor de todos los murales pintados) y lo muestra en todo su esplendor, como estaba en la década del setenta cuando cantaba junto a Los del Fuego. Luego de su muerte, el mural devino en santuario y muchas veces puede verse en él flores, cartas, pruebas de admiración y las firmas y dedicatorias del público que lo supo seguir a lo largo de su fructífera carrera.

 Plaza San Martín: sobre  la pequeña Calle Rojas (ubicada a un costado de la Plaza San Martín y con escasos 200 metros de longitud) y esquina San Martín se encuentra el mayor homenaje a las mujeres de la canción nacional. Sobre la Calle San Martín (frente al puesto más concurrido de Información Turística) se pueden ver la reproducción del primer disco de Viuda e Hijas de Roque Enroll y el de Celeste Carballo (aquel icónico de la década del 80 en el cual se encuentra el hit “Me vuelvo cada día mas loca”), ambos autografiados por ellas mismas.



Sobre la Calle Rojas, Fabiana Cantilo hace de centinela con la tapa de su disco ¿De qué se ríen? A un  costado, Hilda Lizarazu posa ante los ojos del pintor con su guitarra en forma de corazón tal cual como fue plasmada en su disco Hormonal.



 Unos metros más allá, y sobre el mismo paredón, las dos mujeres con más cabellera del rock (Patricia Sosa y Claudia Puyó) comparten espacio junto a una Sandra Mihanovich que emerge de las aguas con el pelo mojado, tal cual como fuera inmortalizada en el disco Soy lo que soy.


 

La última incorporación fué en Barrio Norte (en Tucumán al 2100) con un mural de Diego Torres, ilustrando la tapa del disco Tratar de estar mejor. La lista sigue abierta y los pintores seguirán trabajando por un tiempo más hasta haber cumplido muchos más homenajes. ¿ A cuál de tus ídolos te gustaría ver pintado en un mural callejero?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails