29/11/12

Fotorreportaje: De la Calle Florianska a la Plaza del Ayuntamiento

Uno de los recorridos más emblemáticos para conocer Cracovia es el del casco histórico, ya que en su corto pero intenso perímetro se encuentran la mayor parte de sitios y monumentos que hacen a la esencia misma de la ciudad. Una buena recomendación es comenzar el recorrido en el número cero de la Calle Florianska, atravesarla en su totalidad y llegar así a la Plaza del Ayuntamiento, verdadero corazón en el que late la vida cracoviana, variopinta y refinada.

Sigan el camino virtual y descubran como en poco tiempo se puede descubrir esta gema en la que dicen, alguna vez, un dragón y un hada protagonizaron una verdadera historia fantástica.



1. La Calle Florianska nace en una de las entradas de acceso a la ciudad (resabio de las urbanizaciones amuralladas típicas de la edad media) y se extiende hasta la Iglesia de Nuestra Señora, en el centro de la Plaza del Ayuntamiento. En su paso alberga tiendas de las más importantes marcas internacionales y es el centro neurálgico donde transcurre la vida activa y comercial. Por la noche, sus bares, cafés y restaurantes cambian su fisonomía convirtiendo a la zona en una de las preferidas por quienes buscan algo de movida nocturna.


2. La Iglesia de Nuestra Señora Virgen María (Mariacki) es, junto con las del Complejo del Palacio del Wawel, una de las más icónicas de Cracovia. En su interior se encuentra una viga iridiscente que alberga un crucifijo del año 1490 y cuenta con un presbiterio donde se encuentra el Pentáptico del altar de Veit Stoss. Además, cada una hora, los bomberos hacen sonar cada una hora una trompeta (Lajkonik) que evoca la destrucción de la ciudad a manos de los tártaros en 1241.


3. La estatua central de la Plaza Mayor es un homenaje a los padres de la patria polacos y se yergue en el centro mismo del cuadrilátero.


4. Muchas de las fachadas poseen ventanas decoradas en diferentes estilos y, en otras, se pueden ver verdaderas obras de arte para el regocijo de los paseantes.


5. La Torre del Reloj y una de las fachadas del Sukiennice son una de las postales más reconocidas de la Plaza del Ayuntamiento.



6. En las cuatro esquinas de la plaza es posible tomar un mateo tirado por caballos de un cuidado y una belleza realmente asombrosos. Si se quiere disfrutar de un paseo como en las épocas del imperio, la del mateo es una excelente opción (aunque eso sí, para nada económica)


7. En la entrada de la Iglesia de Nuestra Señora - a diario- se arma el Mercado de Flores más grande de la ciudad. Desde muy temprano (incluso cuando hay lluvia o nieve) las floristas arman sus puestos y le ponen color a la gris paleta de la plaza haciendo de esa calle una de las más divertidas y pintorescas.


8. El Mercado del Sukiennice supo ser uno de los mayores centros comerciales de la ciudad, donde los pañeros y otros comerciantes, a diario, hacían sus negocios y llevaban a cabo diferentes operaciones comerciales. En la actualidad es uno de los centros comerciales más importantes en los que se pueden adquirir las mejores artesanías y recuerdos de la ciudad.


En su interior se puede observar el legado del arte gótico y es una excelente opción para interiorizarse sobre la magnitud del arte alcanzado por el pueblo polaco. Los famosos huevos de fabergé, una colorida cristalería, objetos de cuero, talabartería fina, prendas de seda, platos pintados y un sinfín de recuerdos y otros souvenirs hacen que allí se pierda la noción del tiempo y haya que volver varias veces para sentir que se lo conoció en profundidad.

Más info: Cracoviaguía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails