19/11/13

Crónicas de Berlín: La ruta del Tercer Reich (2da. parte)

La segunda parte del tur tuvo lugar luego de una copiosa taza de café y una intensa charla con Marta, quien me contó los motivos por los cuales había cambiado su Andalucía natal por Berlín. Al parecer, su amor por la historia (en especial la de la Segunda Guerra Mundial) sumado a una crisis española que invitaba a sus ciudadanos a buscar nuevos horizontes, se dió cuenta de que la vida le estaba regalando la oportunidad que tanto esperaba y que no había que desairarla. Así es como desde hacía un buen tiempo, realizaba tours en una empresa con características cosmopolitas, ya que estaba integrada por italianos, argentinos, brasileños,y algunos españoles. Debo confesar que la charla era tan interesante (y Marta sabía tanto de historia del nazismo) que nos podríamos haber quedado el resto del día allí, pero lo cierto es que tuvimos que salir a la calle nuevamente, pues nos esperaba una de las partes más negras del Tercer Reich: la de la Topografía del terror.

Apenas dejamos la zona de la Puerta de Brandemburgo (ubicada a metros del Reichstasg) nos dirigimos hacia una de las plazas mas nombradas de la historia: PotsdammerPlatz. Allí transcurrió buena parte de los hechos que conformaron la Segunda Guerra Mundial, ya que no sólo era una de las zonas más comerciales de la época sino por que, además, fue prácticamente arrasada y vuelta a construir como si se hubiera tratado del Ave Fénix. De aquella época quedan en pie algunos elementos y construcciones que sobrevivieron al paso del tiempo. En esta foto aparece el primer semáforo que tuvo la ciudad, el cual cambiaba la luz manualmente, gracias a que un empleado ubicado en su interior accionaba el botón para que el cambio se produjera. Hoy la zona es una de las más bellas de Berlín y acoge algunos de los lugares imperdibles si van a hacer una visita a la ciudad, tales como el Sony Center (uno de los edificios más modernos del mundo) y el Museo del Cine y la Televisión, donde se lleva a cabo la Berlinale año tras año.

De todos los edificios de la zona este es uno de los que pudo sobrevivir. Dicen que su abigarrada estructura metálica sumada al duro cemento armado con que fue construido, lo inmunizaron de los bombardeos.

Modernas instalaciones publicitarias abundan en la zona 

Al otro lado de esta calle de la fotografía se encuentra uno de los emblemas del nazismo: la Topografía del Terror y el centro de documentación histórico más importante de Berlín luego de la caída del muro en 1989.

La zona conocida como la Topografía del Terror es el espacio en el cual durante los primeros años del nazismo funcionó la sede de la Gestapo y las SS (Sociedades de Asalto) ambas a cargo de Heinrich Himmler. Allí, además de las diferentes oficinas que ocupaban el número 8 de la Prinz-Albrecht-Straße , en la parte subterránea funcionó un centro clandestino de detención donde se llevaban a cabo interrogatorios y diferentes prácticas aberrantes con la idea de sacarles información a quienes permanecían allí mientras eran "investigados". En el lugar se cree que había cerca de 40 celdas para albergar reclusos y estaban destinadas a albergar a "presos especiales" que por alguna razón les interesaba especialmente tenerlos allí.  

Finalizada la Segunda Guerra Mundial y acabado el nazismo la zona resultó destruida por los bombardeos. Una vez instalado el muro el mismo atravesó la zona dividiendo la zona en dos mitades (dejando al edificio de la Gestapo por un lado y el de Luftwafe por el otro). A la caída del muro en 1989 las autoridades pidieron que se declarara monumento histórico a ese fragmento de hormigón que bordeaba las antiguas cárceles que otrora fueron la residencia de la Gestapo y se instalara allí el mayor centro de documentación histórica para albergar los testimonios y las fuentes de información de las atrocidades cometidas por el nazismo y que pertencecen ya no sólo a los alemanes sino a toda la humanidad.

Cárceles subterráneas sobre la Prinz-Albrecht-Straße. El asepecto desolador que transmite el lugar lo vuelve uno de los más llamativos de la historia del nazismo y con mayor densidad en toda Berlín.



Llama la atención que dentro del mismo perímetro de la Topografía del terror se encuentra la Martin Gropius Bau, sitio emblemático en la historia del arte, dado que allí surgió la Bauhaus, uno de los movimientos artísticos y arquitectónicos más interesantes de la historia del siglo XX.

Frente a las celdas derruidas se encuentra el Museo de la Fundación de la Topografía del Terror. Según cifras oficiales casi 1.000.000 de turistas lo visitan por año ya que es uno de los sitios donde mejor se puede ver la presencia del nazismo, además de ser uno de los sitios donde se exhibe el fragmento de muro mejor conservado de la ciudad. Sin lugar a dudas, imperdible e indispensable para visitar si se está en la ciudad.

Más información

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails