3/12/13

Isla de los Museos (1ra. parte): una visita virtual al Museo de Pérgamo

Berlín además de ser la ciudad que tiene una de las historias mas increíbles e interesantes de Europa, es también importante por la oferta cultural que promete. Una de las tantas actividades que ofrece se encuentra en las ciento de salas de los museos ubicados en la zona llamada Isla de los Museos y que atesoran significativas piezas en la historia de la humanidad, a la vez que son exhibidas de una original forma, incluso como no se ve en otros museos del mundo tan importantes como el Louvre, el D´ Orsay o cualquiera de aquellos que integran la lista de "Monstruosos" del viejo continente.

En la isla hay cinco museos, de los cuales los que están dedicados a la historia cuentan con la mayor afluencia de público. Si bien esta isla aparece como pequeña a primera vista (ya que están un museo al lado del otro) les aseguro que cuando ingresan en ellos y se detienen en las miles de piezas que exhiben, con suerte podrán conocer dos en un mismo día (y a veces, la cabeza y la atención sólo permiten visitar bien uno en profundidad). 

En esta primera entrega de la isla de los museos, los invito a descubrir el Museo de Pergamo, uno de los más importantes de Berlín (y también de Europa) y que, junto al Altes Museum aparecen como la mejor opción para los amantes de la historia antigua que quieren maravillarse con las piezas que allí se muestran.

En el jardín de estilo francés ubicado en la entrada del museo aparece esta estatua que representa la juventud según el modelo estético de los griegos. La mayoría de las esculturas que pueblan los museos fueron hechas por escultores alemanes de los siglos XVII y XVIII, época en que el Romanticismo alemán captaba la atención de la cultura europea.

Apenas se ingresa al museo en la primera sala se encuentra el famoso ALTAR DE PERGAMO. Fastuoso e increíble (no sólo por la belleza artística del grupo arquitectónico sino también por las dimensiones) este complejo fue traído desde Grecia con todo lo que ello implicó. Para su transporte desde Pergamo el altar fue diseccionado y luego se volvió a armar dentro del recinto del museo y desde entonces permanece incólume como lo hizo en la antigüedad.

Al parecer, según cuenta la historia, el Altar se encontraba ubicado en la Acrópolis de Pergamo y desde allí se tenía una de las mejores vistas de la ciudad. En él realizaban diferentes rituales y adoraciones a los dioses del panteón griego. Una vez que se suben las escalinatas que ven en la foto, se llega a una sala en la que la audio-guía revive en español como era el modo de vida de quienes pasaban por él a diario. 

Las paredes del altar tienen mas de cien esculturas que, debido al traslado y al paso del tiempo, se encuentran en algunos casos algo deterioradas. A lo largo de toda la fachada (en la franja que va desde una columna  hacia la otra) se representó la lucha de Zeus y Atenea contra los monstruos gigantes. En la parte oriental se puede ver el cuerpo de Artemisa matando a un ser mitológico y a un perro que la ayuda mordiendo la pierna de éste.

Muchas de las piezas fueron expuestas en el mismo estado en que fueron encontradas y la representación se elaboró llevando a cabo lo establecido en los planos gráficos que se encontraron en la zona.

Una vez que el Altar de Pergamo queda atrás, en la sala contigua se encuentra otro grupo arquitectónico de alto nivel artístico e histórico: LA PUERTA DE ACCESO AL MERCADO ROMANO DE MILETO.


Mileto es una ciudad griega que en la edad antigua cayó como todo el imperio griego, a mano de los romanos. Antes de sufrir la conquista la ciudad, como toda ciudad griega importante contaba con un anfiteatro en el que se llevaban a cabo diferentes representaciones artísticas y también algunos oráculos y templos dedicados a la actividad religiosa y esotérica que tan bien desarrollaron. Así es como los romanos una vez que conquistaron la ciudad mandaron a construir un gigantesco mercado, en estilo griego respecto a lo que a estética significa pero romano en su esencia. 

Según los registros del museo la puerta fue erigida en el 12 dc. y tiene unos 17 metros de altura. Antes de ser llevada al museo sufrió varios terremotos (siendo el de la edad media el más significativo). En los años de la Segunda Guerra Mundial, cuando el museo fue bombardeado , la puerta se mantuvo incólume y desde entonces se sigue mostrando con toda su soberbia, belleza y esplendor clásico.


En la misma sala pueden verse importantes piezas escultóricas, arquitectónicas y decorativas que dejan al descubierto la presencia del imperio romano en la Grecia antigua.


Altorrelieves con ángeles en urnas funerarias

Estelas que exaltan seres mitológicos de la cultura romana

Y al otro lado de la entrada al mercado, la pieza más significativa del mundo antiguo en occidente aguarda ser vista: LA ANTIGUA PUERTA DE ISHTAR Y LA VIA PROCESIONAL DE LA ENTRADA A BABILONIA.

La Puerta de Ishtar es un amplio monumento que encanta a los visitantes y los hipnotiza con sus icónicas figuras y lo elaborado de su arte. La obra data del 575 ac. y fue enviada a construir por el Rey Nabucodonosor II y representó un homenaje a la diosa Ishtar, a la cual estaba consagrada. Los curiosos colores se lograron con la utilización del lapislázuli y la añeja técnica de ladrillos vidriados por cocción. Entre las figuras que decoran la fachada de la puerta se pueden apreciar diferentes animales de la región (toros, leones, dragones y seres de la mitología sumeria) además de la representación de diferentes especies florales.  









Al otro lado de la puerta se encuentra ubicada sobre las paredes de la sala, parte de los vestigios de la Vía procesional de entrada a la ciudad de Babilonia. Si bien muchos de los elementos que la conforman se encuentran en un estado derruido, el espectador se puede dar una idea de la fastuosidad de las calles que formaban parte del ingreso a ellas, comparable a las de las grandes ciudades de Egipto antiguo.

Más allá de la Puerta de Ishtar aguarda una de las colecciones de arte mesopotámico más importante del mundo (incluso supera a la del Museo del Louvre). Las piezas que en ella se exhiben no tienen dobles que se puedan ver en otros lugares por lo cual, si son amantes de las culturas de la mesopotamia, encontrarán en estas salas una excusa para no salir en varias horas. Vean algunas de las piezas que podrán ver:

Esculturas con seres mitológicos

Figuras que representan diferentes combates y luchas

Tablas con el lenguaje originario

Piezas que asombran por su excelente conservación


Representaciones de pueblos guerreros (en este caso son cinco soldados hititas)

Una de las pocas esculturas de los amorreos que se pueden ver en el mundo

Las típicas figuras humanas con la estética de los sumerios

Diferentes tótems

Fachada de palacio con guerreros persas

Y sus seres mitológicos 

Maquetas de barro de edificios de las culturas mesopotámicas

LA PUERTA DE ACCESO AL LEJANO ORIENTE

En la planta superior del museo se encuentra la sala de arte islámico, ideal para terminar la visita luego de haber estado en la sala de arte babilónico (puesto que supone una continuación de lo que hayan visto hasta allí). En ella se exhiben no solo objetos (tales como alfombras antiguas que ocupan toda una sala)  sino además importantes piezas arquitectónicas, escultóricas y decorativas del lejano oriente (China, Japón y algunas civilizaciones mongólicas)

Paredes de madera y puerta de acceso del salón de Aleppo, traído de Siria.

La sala de alfombras es muy interesante ya que deja al descubierto la capacidad creativa puesto que no hay dos diseños iguales, pese a parecerlo.

Muralla de Mushatta excelentemente conservada

Estelas con inscripciones árabes

maquetas de templos antiguos

Objetos de cerámica antigua

Como podrán ver el Museo de Pergamo no es un museo más en la larga lista de museos que hay que ver cuando se viaja a Alemania. La importancia de las piezas que atesora y la forma en que éstas se encuentran exhibidas lo vuelven uno de los mejores del mundo, no sólo para los amantes del arte y de la historia sino para aquellos que quieran conocer un amplio palacio disfrazado de edificio.

INFORMACIÓN ÚTIL

Museo de Pérgamo
Bodestraße 1-3 (Isla de los museos)
10178 Berlin

Boleto de admisión
Museo de Pérgamo
12, - EUR descontado admisión 6, - EUR
online: 11, - EUR descontado admisión 5,50 euros
Entrada gratuita se concede a los niños y jóvenes hasta la edad de 18

Transporte público
U6 U-Bahn (Friedrichstraße)
S-Bahn S1, S2, S25 (Friedrichstraße); S5, S7, S75 (Hackescher Markt)
tranvía M1, 12 (Am Kupfergraben); M4, M5, M6 (Hackescher Markt)
Bus TXL (Staatsoper ), 100, 200 (Lustgarten); 147 (Friedrichstrasse)

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails