15/3/14

¿Porqué elegir Mar del Plata?

Pocas ciudades en Argentina cuentan con la difusión y la concurrencia de público que tiene Mar del Plata. Con un pasado glorioso y luego transformada en centro balneario por excelencia, la ciudad marítima año tas año suma opciones y atractivos para seguir manteniendo el reinado que desde hace más de un siglo la posicionaron como la Perla del Atlántico. Acompáñennos en este recorrido por los principales puntos de una ciudad en constante cambio y siempre generosa con aquellos que deciden visitarla.

Para los amantes del séptimo arte Mar del Plata significa el epicentro donde se lleva a cabo el mayor festival de cine del país. Para los veraneantes, el lugar donde poder experimentar la sensación de libertad aunque sea una vez al año. Para los niños, una ciudad llena de magia, fauna asombrosa y divertimentos por doquier y, para los amantes del teatro, la posibilidad de ver aquellas obras que, durante el año por las exigencias de la rutina, no pueden ver en Buenos Aires. Como verán, la lista podría seguir ampliamente y allí quizás resida la principal característica de Mar del Plata: una ciudad donde todo sucede, para todos en todo momento.

La idea de este posteo es hacer foco sobre algunas de las características que la ciudad posee y que les sirva como guía a la hora de elegir un destino de fin de semana largo o bien, por que no, para planear unas vacaciones estivales o de invierno. Lo que sigue son sólo algunas de las opciones y propuestas que la ciudad tiene. Desde ya, siempre, hay mucho más, pero eso ya les corresponderá descubrirlo a ustedes si deciden una escapada y experimentar por sí mismos, por qué el mote de "Ciudad feliz". 


LA CIUDAD

Uno de los primeros elementos que sorprenden de la ciudad es la increíble arquitectura, mezcla de estilos europeos y que le dan una estética muy parecida a la de cualquier balneario de la Costa francesa. Quizás esa haya sido una de las razones por la cual la ciudad en la década del 50 se transformó en el sitio elegido para llevar a cabo el festival internacional de cine del país. En la foto se ve la fachada del Hotel Provincial, ícono del centro marplatense y lugar elegido para comenzar una caminata para descubrir la ciudad. Su enorme plaza con los lobos marinos cuidando soberbiamente el acceso a la Playa Bristol hacen pensar en otras ciudades con importantes puertos y playas concurridas.


La alta densidad poblacional de la ciudad provocó que se construyeran edificios de magnitudes igualables a las de las grandes capitales y poco características de ciudades balnearias. Mar del Plata es una de las pocas urbes de Latinoamérica (Punta del Este es el otro caso) que han podido montar una estructura digna de capital de cara al mar, dueña de una estética y un movimiento inigualable en su estilo.

LAS PLAYAS

A diferencia de otras playas del Partido de la Costa, Mar del Plata es una de las que mayor costa acantilada posee. Eso no sólo le da una estética particular sino que, en parte, también modifica los usos y costumbres de los residentes y los visitantes, quienes encuentran allí un espacio para la pesca, el relax y también para tomar sol aunque, claro está, no para bañarse ya que los acantilados suelen estar plagados de musgo y liquen y atentan contra la seguridad de los turistas.

La lectura es una de las actividades elegidas para llevar a cabo en los acantilados

La franja costera de Mar del Plata es tan amplia que ofrece posibilidades para todos los gustos y posibilidades económicas. La mayoría de las playas son públicas aunque cuentan con playas o balnearios privados, los cuales a cambio de un pago diario permiten acceder a una serie de beneficios tales como sombrillas, diferentes canchas para practicar deportes, instalaciones con vestuario, duchas y hasta restaurantes que permiten almorzar o merendar sin tener que salir del espacio de la playa. 

Playa de Rapipago, una de las preferidas en Playa Chica

Hace unos años la ciudad tenía una muy buena oferta de deportes acuáticos tales como jet-sky, surf y buceo. Pero desde hace un tiempo, comenzaron a desarrollarse otras actividades como aladeltismo, parapente o cuatriciclo. Hoy es posible practicar cualquiera de ellas en lugares céntricos y suponen para aquellos que estén dispuestos a aceptar el desafío, la posibilidad de descubrir la ciudad desde otro punto de vista.  

EL PUERTO

Definitivamente Mar del Plata es su puerto. Con la llegada de los inmigrantes italianos y españoles a la zona, el puerto marplatense se desarrolló bajo la concepción de otros referenciales como los de Galicia o Génova, y es de allí de donde surge la estética que tanto los evoca. Con los años evolucionó y, ya lejos de ser aquel lugar donde los pescadores hacían su trabajo, se transformó en un verdadero espectáculo para visitantes de todas las edades y también la posibilidad de degustar lo más característico de la gastronomía marina. 


En el puerto se encuentra la Bahía de los lobos. Allí, entre barcos y lanchas que transportan público por la costa marplatense pueden verse decenas de ejemplares de los simpáticos lobos que se alzan como las estrellas del lugar, sobre todo para los niños que los admiran de manera asombrosa. Acercarse a ellos y hacer algunas fotografías es casi un punto obligado en una visita a Mar del Plata.


Muy cerca de la bahía (a menos de un kilómetro) se encuentra el complejo de restaurantes dedicados a la gastronomía marina, con opciones para todos los gustos y bolsillos (hay restaurantes que tienen dos opciones: una express de autoservicio y otra a la carta, un poco más cara, pero con mejor oferta de platos). Allí mismo hay varios sitios donde comprar recuerdos y también algunos shops de las principales marcas de pescados enlatados con interesantes ofertas.

DIVERTIMENTO, ESPECTÁCULO Y ARTE 

La ciudad tiene opciones de divertimento para todas las edades. Los adultos pueden asistir al casino (sitio por excelencia de la noche marplatense) y los más jóvenes lo pueden hacer en las tantas salas de videojuegos que hay diseminadas por toda la ciudad. Y para los más pequeños, el Carrousel de la Plaza Colón o el tren de la alegría son dos opciones para que disfruten mientras estén allí. 

Otra opción son los circos, que además de la temporada estival, suelen estar en feriados largos.

Artistas callejeros sobran y pueden verse en cualquier lugar, sin necesidad de tener que pagar una entrada.

La oferta museística de la ciudad brinda la posibilidad de ver diferentes opciones. El último de ellos, el MAR (Museo de Arte contemporáneo) es gratuito y acapara la atención no sólo de turistas y asistentes ocasionales sino que, además, ya fue incluído en la lista de museos de nivel internacional para conocer en un viaje a Argentina, por el nivel y originalidad de obras que exhibe.

LA NOCHE

Por la noche la ciudad cambia, se transforma, muta cual crisálida en mariposa y encanta con sus luminarias, colores que se reflejan en el oleaje costero. Recorrerla de punta a punta al borde del mar  es una experiencia que pocas ciudades ofrecen. Para los amantes de la fotografía ése es el mejor momento para jugar con las luces y los colores y lograr tomas inolvidables.

Playa del Torreón del Monje

Y una visita o paseo nocturno deben terminar indiscutidamente en alguno de los cientos de bares, pubs o cafés que hay en la ciudad. 

Mas información

1 comentario:

  1. Me encanto Nico, hermoso y exacto reporte de esta ciudad tan bella

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails