5/2/15

MDQ 2015: la renovación de un amor eterno

Un año nuevo comenzó (increíblemente ya pasó el primer mes sin que nos diéramos cuenta casi) y caigo en la cuenta que, como hace algunos años ya, el primer posteo está dedicado a Mar del Plata, dado que es el primer viaje que inaugura los que luego vendrán a lo largo del año. Pero en este viaje, además de visitar la ciudad casi como un mahometano que peregrina a la Meca con frecuencia, me encontré tomando conciencia de algunos elementos, cualidades y condiciones que hacen no sólo sentirme como en casa sino, también, me lleven a catalogarla como la ciudad más hospitalaria, generosa y ecléctica que he conocido (y esto dicho sin ningún atisbo de nacionalismo, del cual carezco, al menos cuando de conocer ciudades y viajar se trata).

Por eso es que recién llegado de la perla atlántica (nunca es suficiente la cantidad de días que uno planee, siempre es poco) quiero compartir con ustedes algunas imágenes, anécdotas y recomendaciones para que las tengan en cuenta cuando planeen un viaje a "La Feliz" ya que muchas de ellas suelen no estar en los circuitos tradicionales y suelen pasar desapercibidas. Para que no se les haga muy tediosa la lectura decidí dividir el post en diferentes partes, una que habla del aspecto urbano y otro que hace foco en algunas de las maravillosas playas que tiene a lo largo de todo el cordón costero que va desde La Perla - en la entrada de la ciudad- hasta el Puerto con el Cristo redentor y sus brazos abiertos, verdadera metáfora de la ciudad.


MAR DEL PLATA CIUDAD: Recomendaciones para recorrer en el casco urbano

Si hay un ícono de la ciudad ese es el Torreón del Monje (aunque claro está, comparte la primacía con el lobo que es el otro gran emblema). Desde siempre el Torreón es uno de los sitios privilegiados de la ciudad ya que desde su inigualable terraza ofrece no sólo una de las vistas más lindas de la costa y la ciudad sino que, además, es un excelente punto de encuentro para quedar con amigos y degustar algunas de las tantas ofertas que tienen el restaurante y la confitería que se encuentra cerrada en el interior de la antigua casona. Este año se vistió totalmente de naranja (por la campaña publicitaria del Gobierno de la provincia de Buenos Aires) y si se lo visita en los días de semana, se pueden ver a varios de los movileros y periodistas de diferentes canales de televisión que hicieron de esa terraza un estudio abierto para transmitir en vivo todo lo que sucede en la temporada de veraneo en lo que a espectáculos respecta. 

Si son cholulos y quieren participar de algún móvil televisivo deberán ir temprano ya que el acceso es restringido sobre todo para aquellos clientes que hicieron del lugar un espacio de restauro mientras pasa el día de la playa. Cuando terminen la visita les recomiendo que visiten en una de las alas del costado del castillo el nuevo mercado artesanal que instalaron varios artistas emprendedores en el cual se venden tejidos, esculturas, artículos de decoración, bandejas, mesas para notebooks y lámparas (las de sal son increíbles y muy originales). Algunos de los emprendedores dan la opción de pagar los productos con tarjeta de crédito y en cuotas (eso sí, pregunten antes por que no todos los emprendedores tienen esa opción de venta).

Entre otras cosas, el Torreón es uno de los lugares más interesantes para hacer fotografías. Sinó fíjense las panorámicas que pude hacer desde el mirador que da al Atlántico:
Si siguen bordeando la rambla desde el Torreón en dirección al sur se encontrarán con grandes paredes acantiladas, ferias artesanales, algunas playas privadas con auspicios comerciales (la de Rapipago, la naranja de la Provincia de Buenos Aires totalmente gratuita o la de Cerveza Quilmes) y también una vista de los lujosos edificios Marales (esos que están numerados y que tan conocidos se hicieron luego de que Olmedo cayera del balcón en el piso 11 del 39) que emergen soberbios entre construcciones del siglo XIX y resulta una de las vistas más bellas de la ciudad. 

Siguiendo la línea de la rambla, en una de las curvas frente a los marales se encuentra Bahía Playa Chica, un lugar pequeño pero de verdadero ensueño en ese rincón de la ciudad. Si bien la zona es puramente acantilada y no tiene buena playa para asentarse, muchos la eligen por la tranquilidad y la belleza del lugar, a costa de tener que encontrar un espacio sobre los gigantescos acantilados que ofrecen vistas cinematográficas. 

Este mirador de estilo pop  es una verdadera ventana a la playa de la bahía y forma parte del edificio actualmente incendiado en el que antaño, seguramente, habrá funcionado un bar o un sitio de encuentro para quienes hacían una parada antes de ir a las discos o a vivir el circuito nocturno.


Este es el estado actual en el que se encuentra el edificio fantasma de Playa Chica entre los acantilados de la costa.

El otro sitio que siempre vale la pena visitar (y el cual se puede repetir ya que las muestras son itinerantes) es el museo MAR, con el lobo finalmente instalado con los materiales definitivos (primero estuvo cubierto de envoltorios de alfajores Havana) frente al mar sobre la Avenida Camet. La entrada es gratuita y tiene horarios muy amplios - poco frecuente para museos- que abarcan desde la mañana hasta las 22:00 dependiendo la temprada en que se haga la visita. El museo alberga lo mejor del arte contemporáneo y es un lugar para que tanto artistas consagrados como aquellos emergentes tengan un espacio para mostrar su arte y alcanzar niveles de popularidad que, de otro modo, sería casi imposible. Acá les comparto algunas imágenes (y si quieren saber más del museo hagan click acá.

Esta instalación hecha con íntegramente con broches de madera en diferentes colores sustituyó a la gigantografía de Moria Casán hecha por Edgardo Giménez en los años 80 y que coronaba el acceso de entrada al museo. 
 
Una de las nuevas salas está dedicada al deseo como motor de la vida. Sobre una pared repleta de cintas de colores plasmaron los deseos más comunes de la gente y, sobre un pizarrón ubicado al costado, un pizarrón en blanco se va llenando con los deseos del público que lo va transformando poco a poco en una obra de arte colectiva.

Muestra de grafittis sobre una de las paredes del museo

La Catedral de Mar del Plata es otro de los lugares que no pueden dejar de visitar, al final de la Peatonal San Martín y frente a la Plaza donde se encuentra el reloj de flores que se cambia a diario.

MAR DE PLATA, LA PLAYA EN IMÁGENES

Decirles a que playa deben ir en Mar de Plata no tiene ningún sentido ya que la idea es que cada uno pueda encontrar aquella en la que mejor se sienta y que más se adecúe a sus gustos, preferencias, necesidades y sobre todo bolsillos. Pero lo cierto es que eso no representa ningún problema ya que como bien dije antes Mar del Plata es una de las ciudades más generosas del país y tiene opciones para todos los gustos. Así es como teniendo en cuenta ese aspecto sólo me dediqué a recorrerlas en toda la longitud del cordón atlántico y a fotografiarlas, de diferentes maneras para que puedan ver cuán grande es la oferta. Véan algunas:

La Perla es una de las playas más limpias y tranquila del sector norte. Con poca gente, importantes acantilados y rocas en la costa es ideal para ir con niños o si se busca un lugar no muy convulsionado como lo pueden ser las playas del centro o las más populares del sur, como Punta Mogotes.


Playa popular al lado de los balnearios Saint-Michel y San Sebastián

Y acá les dejo algunas bicolores, una opción interesante y divertida si quieren buscar una nueva opción a la hora de sacar fotos o si son como yo, asiduo asistente a la ciudad, y busca nuevas formas de mostrar lo que ya está visto en demasía y conocido hasta el hartazgo (hasta en eso la ciudad es generosa). Esta decidí titularla SOMBRILLAS I

y esta SOMBRILLAS II

y para cerrar el posteo, LAS INSOLADAS. Bikinis flúo y sonrisas por doquier resultan eficaces para decir: "Hasta la próxima Mardel".


1 comentario:

  1. Increible! Pude viajar en 10 minutos a Mar del Plata a través de tus palabras e increíbles fotos!! Como siempre es un placer leerte y escucharte...
    Un abrazo, tu compañera de "aventuras históricas".

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails