23/9/17

Fotorreportaje: La Place de la Concorde de París

Una vez alguien me dijo que para conocer París no era necesario tener plata y que sólo hacía falta tener dos piernas. Así es como cuando se la camina y se recorre el trayecto entre un espacio iconico y otro se descubre que la ciudad se encuentra minada de plazas y espacios públicos por lo cual -si bien nunca se las llega a recorrer en su totalidad- hay algunas que merecen la pena que se les dedique un momento para descubrirlas y sorprenderse.

En otro posteo prometo hacer un listado con las plazas más importantes, pero en esta oportunidad, quiero compartirles este fotorrreportaje de la que - a mi parecer- es la más bella de todas las que se puede visitar en la ciudad: la Place de la Concorde, o de la concordia en español. De fácil acceso (se encuentra estratégicamente ubicada en el corazón mismo del "Ile de la cité") y enmarcada nada menos que por el Museo del Louvre y el Arco de triunfo (al otro lado del recorrido de los Campos Elíseos) la plaza es, además de uno de los iconos obligados por turistas, una obra de arte maravillosa y uno de los sitios donde la historia ha dejado una huella para la humanidad.

La plaza fue creada entre 1757 y 1779 en agradecimiento a que Luis XV salvara su vida luego haber padecido de una grave enfermedad. Por entonces no era ni por asomo tal cual como se la ve en la actualidad, y tuvo que pasar mucha agua bajo el puente hasta convertirse en la que es hoy. Diez años después de haberla construido y de haberse convertido en un lugar de visita para los franceses de entonces, la emblemática Revolución de 1789 la tiñó de sangre ya que en ella se ubicaron las guillotinas con las que se ejecutó cerca de 1200 personas, entre ellos Luis XVI y María Antonieta.

Pero claro, un sitio tan bello no podía mantener eternamente un pasado de odios y venganzas y en 1795 fué rebautizada como la Plaza de la Concordia, reconciliándose con la cruenta historia reciente. La estética de la plaza comenzó a cambiar cuando el gobierno de Egipto le regaló a Francia el famoso Obelisco de Lúxor (una de las joyas arquitectónicas del patrimonio antiguo) y decidieron ubicarlo en el mismo lugar donde antes se erigía la estatua ecuestre del fallecido Rey Sol.

Por último se colocaron las fuentes de estructura romana que son las que le otorgan el carácter de ensueño que la plaza ofrece. Seres de aspecto mitológico rodeados de animales marinos contrastan de manera idílica con la Torre Eiffel que emerge desde el fondo y la famosa noria de las Tullerías. El aspecto cromático de cada uno de los elementos que en ella reposan (dados por el contraste verde del bronce oxidado que combina con los dorados de la pintura) hacen del lugar un espacio único e inevitable para hacer las mejores fotografías de la ciudad, ya que además de belleza y excentricidad, la plaza es uno de los puntos panorámicos más selectos.    

Place de la Concorde de París

Cómo llegar


Más info:
Paris Info (en español)
Civitatis París

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails